Conóceme

Conóceme

 

Todo comienza con un obstáculo.

“Lo que se interpone en el camino, se convierte en el camino” escribe el emperador Marco Aurelio. Una de mis frases favoritas de su libro Meditaciones y que refleja en retrospectiva la mayoría de mis experiencias con la adversidad. Esta es un poco de mi historia:

El mentor napoleónico que lo cambió todo. 

A los 20 años me encontraba solo y varado en Los Cabos sin un plan ni tampoco guía de qué hacer con mi vida y mi futuro. Lo conocí y lo primero que me preguntó fue: 

-¿Qué estás leyendo? 

-La Divina Comedia. Le respondí. (Aunque honestamente no estaba entendiendo mucho del libro en ese tiempo) 

-Aaaah sí? me dijo con tono retador. ¿A ver dime cómo se llama el que cuida las puertas del infierno? 

Esa fue mi primera interacción con la persona que se convertiría tiempo después en mi mentor y como un padre para mí. Ernesto Coppel me cambió la vida por completo. Me dio la mejor educación y las comodidades que alguien puede tener para formar un futuro. Con una memoria privilegiada, una obsesión por Napoleón, el conocimiento y la lectura; me enseñó a aceptar mi destino cada vez que los obstáculos se presentaran. 

De la Universidad a la Hotelería.

Mientras estudiaba negocios en el Tec de Monterrey mi mentor decidió que era tiempo de aprender otra lección y durante dos años me asignó un entrenamiento ejecutivo en los Hoteles Pueblo Bonito para aprender todo lo que se necesitaba saber sobre la gestión de un hotel de lujo. Desde aprender de los meseros hasta sentarme con los directores, esta etapa fue una de las más enriquecedoras en mi vida. 

De Hotelero a las Agencias de Publicidad. 

Después de terminar mi entrenamiento me quedé en la Dirección de Operaciones de los hoteles para aplicar todo lo aprendido y fue aquí cuando el boom del marketing digital trazó mi nuevo destino. Mientras desarrollaba la nueva área de social media para el grupo en conjunto con el director, mi ambición por aprender más me llevó a mudarme de Los Cabos a la Ciudad de México en busca de una oportunidad para entrar de lleno al mundo de la creatividad y las ideas para las marcas. 

Fue en un evento para estudiantes llamado Campus Party organizado por una agencia española junto con la marca Movistar donde encontré mi pase de entrada a las agencias de publicidad para aplicar mi creatividad a todo tipo de ideas para marcas en Latinoamérica y Europa. Si te gustaría conocer más de mi trabajo como Director Creativo puedes ir a aquí

Regresar al blog